sábado, 20 de febrero de 2016

HISTORIAS DE DUENDES QUE FUERON ESCRITAS POR VISITANTES AL MUSEO EN LA TEMPORADA 2016

“EL DUENDE QUE SE COMIÓ UNA ROCA”
Había una vez un duende que era glotón y un día se quedó sin comida en su pequeña isla, entonces bajó al mar,  encontró una roca en forma de galleta y se la comió.
Pasaron 30 millones de años y al duende le empezaron a crecer cristales dentro de él.  Entonces el duende se quedó transformado en un duende de cristal.

Autor: Lucas Fontanine


“LA NIÑA Y LOS DUENDES”
Había una vez una niña muy dulce que se sentía muy sola, vino al museo de los duendes y se quedó mirando un ágata.  Allí vio a los duendes bailando y vio un Paraíso.  Miró un poco más, y tanto miró hasta que entro a bailar con ellos.
Todavía está allí, divirtiéndose y bailando con los duendes, que la quieren mucho….y ella a los duendes.

Autora: Nelly C. Meccia (foto)





“CUIDEN LA NATURALEZA Y NUESTRO HOGAR”
Había una vez 7 duendes mágicos. Todos ellos adoraban la naturaleza, excepto uno que adoraba sacar piedras preciosas dañando la naturaleza, incluso dañaba su hogar.  Sus hermanos estaban en desacuerdo y le dijeron que se detuviera.  No les hizo caso y terminó llevando su hogar a la ruina.  Tuvieron que irse, excepto el duenecillo minero que dijo que remedaría las cosas.  Empezó a encontrar brotes de arbolitos pequeños, los replantó.  Sus hermanos habían terminado de empacar para iniciar la partida. los árboles aún eran pequeños. Sus hermanos decepcionados se dieron cuenta de que su hermano plantó varios brotes pequeños, pero con sus poderes los hizo crecer y los árboles crecieron y reconstruyeron su hogar.  Desde ese día el duende aprendió a cuidar su hogar y la Naturaleza.

Autora: Valentina Amonacid 


Tweets

Blog

Facebook

Google+